Acuerdo Transaccional de Despido

Qué es un Acuerdo Transaccional de Despido

En muchas ocasiones, y por distintos motivos (estructurales, de conveniencia empresarial, etc.), las empresas acuerdan el despido de un trabajador, pero de antemano están dispuestas a llegar a un acuerdo con el trabajador antes de que éste demande o presente la papeleta de conciliación ante el SMAC.

En definitiva, la empresa que quiere evitar judicializar el asunto, y le propone un acuerdo compensatorio al trabajador, que posteriormente se plasma por escrito. 

Es generalmente en el momento del despido cuando la empresa ofrece al trabajador la posibilidad de plasmar por escrito un Acuerdo Transaccional donde se recojan los términos del acuerdo alcanzado con el trabajador para su salida de la empresa. 

Ahora bien, en este tipo de acuerdos se pueden plasmar otras cuestiones como una modificación de las vacaciones, de su jornada, de su horario, etc. 

¿Hay regulación legal de este tipo de acuerdos?

En la normativa laboral no existe regulación, debemos acudir al Código Civil en lo relativo a las obligaciones y contratos. 

¿Qué requisitos ha de tener este acuerdo para su validez?

Lo más importante es que el trabajador haya tenido oportunidad de sopesar la oferta de la empresa, haya podido asesorarse legalmente sobre la misma, y no haya mediado engaño, intimidación o coacción al trabajador. 

¿Es necesario ratificar el acuerdo en el SMAC o ante el órgano judicial?

Si se pactan indemnizaciones, para que la misma esté exenta de tributación de IRPF, hay que acudir al SMAC, así que en este caso será necesaria su ratificación ante dicho organismo. 

¿El trabajador está vinculado al acuerdo privado firmado con la empresa?

Si se acordó entre las partes que los acuerdos quedarían condicionados a su ratificación ante el SMAC, hay jurisprudencia que entiende que el trabajador no queda obligado a ello, y podría en la conciliación administrativa no aceptar la propuesta de la empresa. 

¿En qué supuestos cabe que el trabajador niegue la validez del Acuerdo Transaccional?

En el supuesto anterior, donde se condicionaba a la ratificación del mismo ante el SMAC, y en supuestos donde haya mediado engaño, coacción o intimidación por la empresa al trabajador.  

Si usted se encuentra una situación problemática, no dude en contactar con nuestros abogados laboralistas en Madrid, en nuestro teléfono 914510147 o bien mediante email informacion@forislex.com.

Solicite consulta gratuita de su caso con nuestros abogados expertos en derecho laboral en Madrid norte.

Acto de conciliación laboral

El Acto de Conciliación Laboral, dudas y respuestas

Aclararemos en el presente artículo las dudas que suscita el acto de conciliación laboral, acto esencial para las pretensiones del trabajador, y donde recomendamos la asistencia legal de un abogado laboralista desde el primer momento si no queremos ver mermados los derechos del trabajador. 

¿Qué es el acto de conciliación laboral?

La ley establece que en materia laboral, y salvo algunas excepciones, antes de presentar demanda ante los Juzgados de lo Social, con carácter previo hay que presentar una papeleta de conciliación ante el Servicio de Conciliación y Arbitraje (SMAC).

¿Para qué sirve el acto de conciliación?

Para que antes de ir a juicio, las partes (empresa y trabajador) tengan la oportunidad de acercando posturas, puedan alcanzar un acuerdo satisfactorio para ambas, y dejen resuelto ante este organismo sus diferencias, sin necesidad de acudir a los Juzgados. 

¿Es obligatorio asistir a la conciliación laboral?

Es obligatorio para quien reclama, pues si no comparece, se tendrá por archivada su papeleta de conciliación, con el consiguiente problema que acarrea en procedimientos como el despido con plazos muy cortos. 

El demandado (generalmente la empresa) si no comparece, y no hay causa justificativa de ello, y en el juicio se estima íntegramente la reclamación del trabajador, la ley establece que será condenado en costas hasta un límite de 600 €.

¿Quiénes intervienen en el acto de conciliación laboral?

El trabajador y la empresa, que pueden asistir personalmente, o bien venir representados por un tercero con poder notarial o con poder de representación, que lo recomendable es que sea un abogado laboralista. 

Por último, interviene el letrado de la administración, cuyo fin es procurar que las partes alcancen un acuerdo y concilien. 

¿Las alegaciones reflejadas en la papeleta de conciliación por el reclamante pueden modificarse en la demanda posterior?

No pueden modificarse ni ampliarse los hechos de la reclamación, salvo que se trate de hechos posteriores o anteriores que se han conocido más tarde. 

La empresa podrá en el acto de conciliación reconvenir contra el trabajador, si tuviera cantidades que éste adeude a la empresa, siempre y cuando detalle los importes pendientes y la causa de los mismos. 

¿Qué efectos tiene el acuerdo de conciliación?

Tiene plenos efectos, pues si la empresa incumpliera los pagos acordados, por ejemplo, el trabajador puede directamente reclamar ante el órgano judicial el incumplimiento como si se tratara de una sentencia, iniciándose la vía de ejecución y embargo de la empresa. 

¿El Fogasa cubre todas las cantidades acordadas en el acto de conciliación?

El Fondo de Garantía Salarial sólo responderá de los acuerdos de conciliación laboral incumplidos por las empresas, en lo relativo a salarios o nóminas impagadas, pero no responderá de indemnizaciones por despido.

Si usted se encuentra una situación problemática, no dude en contactar con nuestros abogados laboralistas en Madrid, en nuestro teléfono 914510147 o bien mediante email informacion@forislex.com.

Solicite consulta gratuita de su caso con nuestros abogados expertos en derecho laboral en Madrid norte.

Código de Hammurabi

El Código de Hammurabi

Las leyes regulaban contratos de negocios y precios adecuados para los productos, así como la familia y el enjuiciamiento criminal. Cada crimen inscrito sobre la estela viene seguido por el castigo a infligir.

El Código de Hammurabi era un conjunto de 282 leyes inscritas en una piedra por el rey de Babilonia Hammurabi (r. 1795-1750 a.C.), que conquistó y posteriormente reinó en la antigua Mesopotamia. Aunque este código legal no fue el primero, fue el definido con más claridad e influyó en las leyes de otras culturas.

Nadie podía alegar ignorancia de la ley, porque la estela, de más de 2 metros (7 pies) de alta, estaba expuesta en público. En su parte más alta, estaba grabada la imagen de Shamash, el dios de la justicia, entregando las leyes a Hammurabi, y el texto que sigue deja claro que esas son leyes de los dioses, no unas reglas arbitrarias creadas por mortales.

Pensión de Alimentos

La reclamación de la pensión de alimentos y su retroactividad

La pensión de alimentos en los procesos de separación o divorcio, como ya vimos en nuestro artículo anterior LA PENSION DE ALIMENTOS, es aquella prestación económica que abona el cónyuge que no tiene la guarda y custodia del hijo del matrimonio, para los gastos de alimentación, educación, alojamiento, vestido, etc., etc. 

El criterio pacífico, constante y reiterado de nuestros Tribunales es la ausencia de retroactividad en la reclamación de este tipo de pensiones, si bien ha habido algún pronunciamiento de nuestros Tribunales en sentido contrario EXTINCION DE LA PENSION DE ALIMENTOS CON CARÁCTER RETROACTIVO

En el presente artículo aclaremos cuáles son las situaciones de reclamación sobre esta materia que nos podemos encontrar, y su posible o no retroactividad: 

1º) Reclamación inicial de la pensión de alimentos

En este caso sí cabe retroactividad en su reclamación, de tal forma que el juez establecerá la obligación de pago de la pensión desde la fecha de interposición de la demanda, y con independencia de que la sentencia sea dictada meses después de la demanda. 

Así lo establece el art. 148.1 de nuestro Código Civil: 

“La obligación de dar alimentos será exigible desde que los necesitare, para subsistir, la persona que tenga derecho a percibirlos, pero no se abonarán sino desde la fecha en que se interponga la demanda

2º) Reclamación posterior en demanda de modificación de medidas

Supuesto en el que ya hubo procedimiento previo donde se fijó la pensión de alimentos, y una de las partes reclama ahora el incremento del importe de la pensión o bien la minoración de su cuantía.  

En este caso la obligación de pago del nuevo importe de la pensión de alimentos se establecerá desde la sentencia dictada en ese procedimiento de modificación de medidas, por lo que no habrá retroactividad. 

El art. 106 del Código Civil establece al efecto: 

Los efectos y medidas previstos en este capítulo terminan, en todo caso, cuando sean sustituidos por los de la sentencia estimatoria o se ponga fin al procedimiento de otro modo”

3º) Reclamación solicitando la extinción de la pensión de alimentos

Supuestos en los que el hijo ya es mayor de edad y se ha incorporado al mercado laboral (ver artículo CESE DE LA PENSION DE ALIMENTOS EN LOS HIJOS MAYORES DE EDAD), el otro progenitor reclama el cese de la pensión de alimentos desde que empezó a trabajar, con carácter retroactivo. 

Pues bien, de nuevo no cabe la retroactividad, puesto que la posterior sentencia sustituirá a la anterior, y tendrá efectos desde ese momento, y además, no pueden reclamarse alimentos pasados que han sido consumidos por el hijo beneficiario de los mismos. 

En FORISLEX , nuestro abogado especialista en divorcios en Madrid Norte, le resolverán cualquier cuestión relativa a la pensión de alimentos en un divorción, no dude en consultarnos en  informacion@forislex.com o bien solicitando cita previa.

Ur Namma

El código Ur Namma fue el primer conjunto de normas y leyes de la Historia Antigua

UR-NAMMU AFIRMÓ QUE LAS LEYES PROVENÍAN DE LOS DIOSES Y QUE ÉL NO ERA MÁS QUE EL ADMINISTRADOR, QUE TRANSMITÍA AL PUEBLO LA VOLUNTAD DE SUS DIOSES.

En Mesopotamia apareció el primer código de leyes escrito de la historia, el de Ur Namma que era un elenco de normas aunque fragmentadas. Contaba de tres secciones, la primera de inspiración teológica, la segunda de carácter histórico y la tercera era ético-moral con los principios que regulaban Mesopotamia. Se conservan solo las dos últimas secciones. Sirve de información sobre los criterios de Ur Namma. Se produjo una disminución de los problemas económicos, una instauración del derecho y medidas para estabilizar la vida económica. Termina con las mismas palabras que el de Uruk Agina.

La Actualización de la pensión de alimentos

La Actualización de la pensión de alimentos

La pensión de alimentos en los procesos de separación o divorcio, como ya vimos en nuestro artículo anterior LA PENSION DE ALIMENTOS, es aquella prestación económica que abona el cónyuge que no tiene la guarda y custodia del hijo del matrimonio, para los gastos de alimentación, educación, alojamiento, vestido, etc., etc. 

Al tratarse de una cantidad que se fija en el procedimiento de divorcio cuando el hijo o hijos son pequeños y cuya obligación de pago -salvo supuestos de cambio de guarda y custodia-, será hasta la mayoría de edad de los hijos e incorporación al mercado laboral; es lógico y justo que el importe de la pensión tenga una actualización anual conforme variación que experimente el IPC (índice de precios al consumo interanual), o cualquier otro. 

El art. 103.3 de nuestro Código Civil establece el derecho a la actualización de la pensión de alimentos, al objeto de evitar que dicha pensión pierda su poder adquisitivo. 

Intentaremos resolver las dudas que suscita esta cuestión: 

¿Desde cuándo ha de actualizarse la pensión?

En función a lo que hayan pactado las partes, se suele fijar al plazo de un año, desde la sentencia que apruebe el divorcio, o bien, al índice de precios al consumo que se publique a 1 de Enero del año siguiente. 

¿Se puede pactar o fijar otro criterio de actualización distinto al IPC?

Sí, las partes en el procedimiento de mutuo acuerdo pueden fijar la actualización conforme al incremento salarial del obligado al pago, o sobre un porcentaje de los ingresos de las partes, etc., etc.  

¿La pensión se minora si el IPC es negativo?

Hay un sector jurisprudencial que entiende que no, pero otro entiende que si fue lo que se fijó en sentencia, claro que cabe su minoración. 

Para evitar este problema, los Juzgados vienen introduciendo el matiz de que la pensión se actualizará según la “variación al alza” que experimente el IPC. De este modo, si la actualización es a la baja, la pensión no se reducirá. 

¿Es necesario requerir al obligado al pago para la actualización de la pensión?

No es necesario, el obligado al pago ya conoce desde la sentencia dictada cuándo ha de actualizar la pensión, y como quiera que la gran mayoría de las veces la actualización va ligada al IPC y éste es de acceso público on line, deberá proceder éste a su actualización sin requerimiento alguno. 

¿El derecho a la actualización de la pensión prescribe?

No, cosa distinta es que los atrasos que se devenguen por no actualizarse la pensión de alimentos, sí que tienen plazo de prescripción, que es el general de la pensión de alimentos, de 5 años (art. 1966.1 Código Civil).

En FORISLEX, nuestros abogados expertos en divorcios y separaciones en Madrid  pueden resolverle cualquier  cuestión relativa a este asunto, no dude en consultarnos en informacion@forislex.com bien solicitando cita previa.

Pericles, el primer abogado de la historia

¿Sabías que Pericles fue el primer abogado de la historia?

Se dice que Pericles (495 a.c. – 429 a.c.) fue el primer abogado del mundo, si bien es cierto, fue un estadista y militar, sin embargo lo que realmente lo llevó a conseguir esa denominación eran sus habilidades en la oratoria.

En los tiempos de Pericles, los juicios eran orales y las partes debían defenderse de forma personal, sin un asesoramiento legal, sin embargo, estaban autorizados para acompañarse de un amigo o pariente que de manera secundaria podía intervenir en el juicio. Fue ahí donde este notable militar fue adquiriendo popularidad entre sus amigos y las ciudades cercanas de Atenas, donde con su gran oratoria logró conseguir ganar varios juicios que en la época fueron bastante populares.

El deber de confidencialidad del trabajador: obligaciones y derechos

El deber de confidencialidad del trabajador: obligaciones y derechos

En aquellas relaciones laborales donde el perfil del trabajador es muy alto y cualificado, o bien en empresas que utilizan en su quehacer laboral información sensible, es habitual que la empresa le exija al trabajador firmar una cláusula adicional en su contrato de trabajo referente a la obligación de confidencialidad. 

¿Qué es la cláusula de confidencialidad?

Aquella pactada entre empresa y trabajador, donde el trabajador se obliga a respetar el deber de secreto respecto de aquella información de la empresa sobre su dinámica o métodos de trabajo, técnicas de innovación o investigación, clientes, información comercial, científica, tecnológica, industrial, financiera, etc., etc., que por su importancia para la empresa, ésta desee mantener oculta, y que el trabajador conozca a consecuencia de su prestación laboral. 

¿Qué normativa la regula?

No hay una normativa específica en materia laboral. 

El Estatuto de los Trabajadores establece genéricamente la obligación de los trabajadores de cumplir con las obligaciones concretas de su puesto de trabajo, de conformidad a las reglas de la buena fe y diligencia. 

En lo que respecta a la información sensible de la empresa que el trabajador conozca en su prestación laboral, deberá mantenerse la misma en secreto.

¿Tiene que tener la cláusula limitación temporal?

Efectivamente, ha de establecerse en la propia cláusula de confidencialidad el tiempo o duración de confidencialidad, no pudiendo prolongarse indefinidamente sin límite temporal alguno.

¿Es válida la cláusula que no concreta la información que la empresa desea preservar?

No, ha de detallarse en la cláusula qué información de la empresa quiere preservar o mantener su confidencialidad. 

¿Su incumplimiento por el trabajador qué consecuencias puede tener?

Si el incumplimiento del deber de secreto concurre vigente la relación laboral, el trabajador puede ser sancionado disciplinariamente hasta con el despido. Si su incumplimiento es con posterioridad al cese de la relación laboral, tendrá la empresa que iniciar un procedimiento legal de daños y perjuicios. 

Podría ser objeto incluso de denuncia penal al amparo de lo establecido en el art. 197 y siguientes del Código Penal denominados “Del descubrimiento y revelación de secretos”

Si usted se encuentra una situación problemática, no dude en contactar con nuestros abogados laboralistas en Madrid, en nuestro teléfono 914510147 o bien mediante email informacion@forislex.com.

Solicite consulta gratuita de su caso con nuestros abogados expertos en derecho laboral en Madrid norte.