La Reclamación del Bonus Anual o Complemento Variable sobre Objetivos

La retribución variable o por objetivos suele ser una forma de retribución complementaria fijada por las empresas para incentivar al trabajador a la consecución de determinados objetivos bien individuales bien colectivos.

El mismo se suele plasmar como Anexo en el propio contrato de trabajo.

Hay abundantes casos donde la empresa a pesar de tener el trabajador en su contrato establecida dicha retribución, no fije los objetivos, y de ésta manera el trabajador se vea impedido para cobrar dicho bonus o retribución variable sobre objetivos.

Pues bien, al respecto ha de saber que hay una línea jurisprudencial constante y reiterada de nuestros Tribunales al respecto, que establece lo siguiente:

 “La falta de determinación de los objetivos anuales para la retribución del bonus por parte de la empresa no impide el derecho del trabajador a su percepción y cobro.”

Y ello es así, porque:

  • No puede dejarse a la voluntad de una de las partes –la empresa- el cumplimiento de  lo acordado (art. 1256 CC).
  • Cuando el cumplimiento de la condición depende de la exclusiva voluntad del deudor –la empresa- la obligación condicional es nula (art. 1115 CC).
  • La interpretación de las cláusulas oscuras de un contrato no ha de favorecer a la parte –la empresa- que ha ocasionado la oscuridad (art. 1288 CC).

En definitiva, en estos supuestos el trabajador tiene derecho a reclamar el bonus o retribución variable por objetivos a la empresa.

Por último hemos de comentar que dicho bonus anual ha de computarse para el cómputo del salario regulador del trabajador a la hora de calcular su despido.

En FORISLEX Abogados le resolveremos cualquier cuestión relativa a este asunto, no dude en consultarnos en informacion@forislex.com, o bien solicitando cita previa.

La Pensión de Alimentos

Es una de las medidas a adoptar en un procedimiento de divorcio, separación o nulidad matrimonial.

A consecuencia de ello, el cónyuge que no disfrute de la guarda y custodia del hijo del matrimonio, deberá abonar a favor del hijo una cantidad en concepto de pensión de alimentos para el sustento (comida), alojamiento, vestido, asistencia médica y formación y educación del mismo.

Su cuantía será fijada por el órgano judicial en función a los ingresos del cónyuge obligado a abonarla, y en función a las necesidades del hijo.

Dicho importe será abonado en doce mensualidades, y se actualizará normalmente conforme la variación que experimente el IPC.

Esta cantidad se actualizará o disminuirá en función de las necesidades del beneficiario, y del incremento o disminución de los recursos económicos del obligado al pago.

La modificación de la cuantía no podrá hacerse unilateralmente por el obligado al pago, sino que deberá instar un procedimiento de modificación de medidas, para que sea el órgano judicial quien lo acuerde.

El impago de la pensión de alimentos no es un tema menor en nuestra legislación, donde al abundar numerosísimos supuestos de impago, se ha incluido como delito en nuestro Código Penal (art. 227.1), constituyendo un delito de abandono de familia. Su finalidad es la de evitar el incumplimiento reiterado y voluntario del pagador, adoptándose una especial protección hacia los hijos menores y facilitar el cobro de las cantidades adeudadas.

Así, el cónyuge que ostenta la guarda y custodia podrá o bien iniciar la ejecución ante el mismo Juzgado que tramitó la separación/divorcio o nulidad, procediendo al embargo de bienes del cónyuge obligado al pago, o bien, acudir a la vía penal y denunciar a su ex pareja siempre que no haya pagado durante dos mensualidades consecutivas, ó 4 mensualidades no consecutivas, pudiendo ser condenado a prisión de 3 a 12 meses, o multa de 6 a 24 meses.

Es importante recordar que el impago de pensión de alimentos prescribe a los cinco años, razón por la cual no podrán reclamarse atrasos superiores a dicha cifra.

Esta obligación de abonar pensión de alimentos, cesa en los siguientes supuestos:

  • Muerte del obligado a prestarlos.
  • Cuando los recursos del obligado al pago se reducen de tal forma que pone en peligro su propia subsistencia o las de su nueva familia.
  • Cuando el hijo puede ejercer ya una profesión u oficio o su situación económica ha mejorado hasta el punto de no necesitar dicha pensión.
  • Cuando el hijo hubiese cometido alguna de las faltas que dan lugar a la desheredación.
  • Cuando el hijo no aproveche sus estudios o no quiera incorporarse al mercado laboral.  Este motivo de cese de la pensión lo analizaremos en otro artículo, dada su importancia.

En FORISLEX Abogados le resolveremos cualquier cuestión relativa a este asunto, no dude en consultarnos en informacion@forislex.com, o bien solicitando cita previa.

Cese de la Pensión de Alimentos en los hijos mayores de edad

La obligación de pagar pensión de alimentos no cesa al llegar los hijos a la mayoría de edad, sino que el progenitor no custodio tiene que seguir abonando dicha pensión hasta que éstos hayan finalizado sus estudios universitarios, y sean independientes económicamente, o no los hayan terminado pero se hayan incorporado al mundo laboral.

Pero esta obligación de abono de pensión de alimentos no es ilimitada en el tiempo, pues se dan supuestos en que los hijos con más de 25 años siguen cursando estudios universitarios ineficazmente o han abandonado voluntariamente sus estudios y no se incorporan al mercado laboral, o no logran estabilidad laboral alguna.

Ello puede ser debido a dos causas:

a)   La actual situación laboral que exige una mayor formación y especialización, y la realización de máster y cursos postgrado, ó

b)   La dejadez y complacencia del hijo ya mayor de edad que ha abandonado sus estudios, o no los cursa con la necesaria aplicación, y su nula capacidad laboral.

En ambos casos, el obligado al pago de la pensión podrá solicitar del órgano judicial el cese de dicha obligación, o bien la limitación temporal del su pago durante un tiempo.

El código civil establece que el obligado al pago de los alimentos de hijos mayores de edad, pueden solicitar el cese de su prestación cuando:

“Cuando el alimentista pueda ejercer un oficio o industria, o haya adquirido un destino o mejorado de fortuna, de suerte que no le sea necesaria la pensión alimenticia para su subsistencia”

“Cuando el alimentista sea descendiente del obligado a dar alimentos y la necesidad de aquél provenga de mala conducta o de falta de aplicación al trabajo, mientras subsista esta causa”

Así, en supuestos en que el hijo mayor de edad ha terminado sus estudios, o los ha abandonado voluntariamente, o los está prolongando indefinidamente sin resultado alguno, o bien ya tiene trabajo, se puede solicitar el cese de la pensión de alimentos.

Igual acontece con el hijo mayor de edad que no tiene estabilidad laboral por falta de aplicación en el trabajo.

En ambos casos el cónyuge obligado al pago de los alimentos puede solicitar del juez el cese de los mismos, si bien como petición subsidiaria, es recomendable solicitar la limitación temporal del pago de alimentos en uno o dos años, tiempo más que prudencial y suficiente para la plena incorporación al mercado laboral de los hijos.

En definitiva, la obligación de abonar alimentos no es un derecho incondicional e ilimitado en el tiempo, y así lo han entendido nuestros Tribunales:

“…parece beneficioso establecer una limitación temporal con respecto a los alimentos de los hijos mayores de edad, puesto que de otra forma se crearía una motivación al acreedor para conseguir un estatus económico independiente…” –  AP Guipúzcoa 11/05/98.

“…ha de entenderse concedida la prestación por un tiempo prudencial siempre que dicho alimentista se produzca con pleno aprovechamiento en sus estudios y extinguiéndose en caso de apatía o vagancia…”-  AP Jaén 22/10/97.

“…el hijo mayor de edad debe emplear la debida diligencia en la búsqueda de trabajo, so pena de perder el derecho de alimentos, salvo que no haya terminado la formación académica por causas que no le sean imputables…” – AP Córdoba 24/06/99.

En FORISLEX Abogados le resolveremos cualquier cuestión relativa a este asunto, no dude en consultarnos en informacion@forislex.como bien solicitando cita previa.

LA RECLAMACION DE DEUDAS ENTRE PARTICULARES

¿SABIA VD. QUE…?, Si tuvo un deudor, y nunca llegó a cobrar su deuda, dispone de hasta un plazo de 15 años para reclamar su derecho* .

Inquilinos que se marcharon sin pagar las rentas adeudadas, préstamos que hizo a una persona y nunca le fueron devueltos, facturas que jamás pudo cobrar, sentencias judiciales que por insolvencia del deudor nunca se llegaron a ejecutar, etc., etc.

Es posible que ése deudor haya llegado a mejor fortuna (heredando bienes, teniendotrabajo estable, siendotitular de una vivienda o de un vehículo,etc.) y sea en consecuencia solvente, pudiendo vd. reclamarle las deudas pendientes y conseguir el cobro de las mismas.

En FORISLEX Abogados, somos especialistas en reclamación de deudas, y procedemos a la recuperación de sus créditos, poniendo  a su servicio la posibilidad de reclamar aquellas deudas que nunca llegó a cobrar.

Póngase en contacto con nosotros, y le resolveremos cualquier cuestión relativa a este asunto, no dude en consultarnos en información@forislex.com, o bien solicitando cita previa.

*(Este plazo puede aumentar o disminuir según  la naturaleza de la deuda que se reclama y si hubiese sido o no reclamado judicialmente).

EL DESPIDO OBJETIVO POR CAUSAS ECONOMICAS, TECNICAS, ORGANIZATIVAS O DE PRODUCCION: REQUISITOS

Si la empresa procede a entregarle una carta de despido objetivo por cualquiera de las causas enunciadas, ha de saber que con carácter previo, la comunicación formal de la carta de despido ha de reunir una serie de requisitos:

1.       Los motivos de la carta de despido han de constar por escrito, puesto que un despido verbal por causas económicas, siempre será declarado improcedente.

2.       Expresar en la carta la causa económica, técnica, organizativa o de producción, puesto que esto determinará el pronunciamiento del juez de lo social sobre la procedencia o no del despido.

3.       Abonar al mismo tiempo de la entrega de la carta de despido una indemnización de 20 días por año de servicio con un tope de 12 mensualidades. Sobre esta cuestión, es importante saber que el mero rechazo del trabajador a no querer coger el cheque con la indemnización, o cobrarlo en efectivo, no libera al empresario de su obligación de pago.

Esta obligación tiene una excepción, que la propia empresa alegue en la carta la falta de liquidez para poder abonar la misma, extremo que deberá probar la empresa en el acto del juicio.

4.       Es esencial que la indemnización se abone sobre todos los concepto salariales del trabajador percibidos en su nómina, y de cobrar bonus o retribución variable, hacer una media de los últimos 12 meses.

5.       Entregar la carta de despido preavisando al trabajador con 15 días de que será despedido por dichas causas, o en su defecto, abonarle una indemnización de 15 días por falta de preaviso. Indemnización que contemplará todos los conceptos salariales incluida la parte proporcional de pagas extras.

No obstante, el incumplimiento de la falta de preaviso no afectará a la validez o no del despido realizado, sino que simplemente condenará a la empresa al pago de esos 15 días de falta de preaviso.

En FORISLEX Abogados le resolveremos cualquier cuestión relativa a este asunto, no dude en consultarnos en información@forislex.com, o bien solicitando cita previa.

MOTIVOS PARA LA IMPUGNACION DE UN DESPIDO OBJETIVO POR CAUSAS ECONOMICAS

Ante la entrega de una carta de la empresa por despido objetivo por causas económicas, los motivos para poder impugnar el mismo, podrán ser los siguientes:

1.       La empresa ha de consignar debidamente en la carta de despido la causa del mismo, basándose en la contabilidad de la misma para alegar la existencia de pérdidas o disminución de ingresos, y probar la existencia de dicha causa.

Es sumamente importante contrastar los datos económicos reflejados en la carta de despido con las cuentas anuales depositadas por la empresa en el Registro Mercantil. En innumerables ocasiones estos datos no cuadran, y la empresa no puede validar su despido en sede judicial y por este motivo es declarado improcedente.

2.       La falta de abono simultáneo de la indemnización por despido objetivo, faculta al trabajador a impugnarlo en sede judicial, corriendo la empresa con la obligación de probar al juez que efectivamente no tenía dinero en sus cuentas para pagar esa indemnización.

De igual modo, son numerosísimos los casos en que la empresa alega gratuitamente que no dispone de liquidez, y posteriormente se descubre que tenía más cuentas corrientes que le permitían afrontar el pago de esa indemnización.

En otras ocasiones, la empresa abona la indemnización fraccionadamente, o semanas después del despido, incumpliendo su obligación de pago inmediato en el momento del despido.

3.       La indemnización de 20 días por año con un tope de 12 mensualidades, ha de ser calculada conforme la antigüedad real del trabajador en la empresa.

En ocasiones el trabajador tuvo un primer contrato temporal y este periodo no es computado por la empresa para el cálculo de su indemnización, y ello determina que el mismo sea considerado improcedente.

4.       La indemnización ha de ser abonada conforme salario real percibido por el trabajador, computando su retribución variable del último año.

Son muy frecuentes los casos en que la indemnización no es abonada en su importe exacto, y al respecto los tribunales se han pronunciado considerando que si hay un error por la empresa en el cálculo de la indemnización en más de un 10% de la cantidad correcta, siempre y cuando no se trate de operaciones matemáticas muy complejas o exista discrepancia jurídica en el cálculo de la misma, se entiende como error inexcusable, y determina la improcedencia del despido.

5.       La empresa por mandato legal no puede proceder al despido sucesivo de varios trabajadores como despidos individuales, pues estaría contraviniendo el art. 51 del Estatuto de los Trabajadores, y dichas extinciones estarían en fraude de ley.

Muchos de estos motivos de impugnación son también de aplicación para impugnar un despido objetivo por causas técnicas, organizativas o de producción.

En FORISLEX Abogados le resolveremos cualquier cuestión relativa a este asunto, no dude en consultarnos en información@forislex.com, o bien solicitando cita previa.

OMISIÓN DE HIJOS EN EL TESTAMENTO

Es frecuente que la situación familiar en la que nos encontramos en el momento de otorgar testamento se modifique a lo largo de los años.

Uno de los supuestos más habituales es el nacimiento de hijos con posterioridad al otorgamiento del testamento. El ejemplo, sería  el caso de que se enumerase a los hijos ya nacidos en el testamento y con posterioridad  al otorgamiento del mismo, nos encontremos con el nacimiento o adopción de uno o más hijos. Tras el fallecimiento del testador, si el testamento no ha sido modificado, vendremos obligados a realizar declaración de herederos como paso previo a poder realizar la aceptación y adjudicación de herencia. Ya que el testamento omite a los hijos nacidos con posterioridad. Para evitar dicho trámite y no incluir en mayores gastos y complicaciones, lo conveniente es redactar nuevo testamento en el que se incluyan todos los hijos.

En FORISLEX Abogados le resolveremos cualquier cuestión relativa a este asunto, no dude en consultarnos en informacion@forislex.com, o bien solicitando cita previa.

CONSEJOS PRÁCTICOS ANTE LA ENTREGA DE UN FINIQUITO Y CARTA DE DESPIDO

Si sorpresivamente la empresa le entrega un documento de liquidación/finiquito o una carta de despido, y le insta su jefe a firmar como que recibe copia de dichos documentos, ha de saber que:

1) Lo más recomendable de cara a una posible defensa de sus derechos y sobre todo en lo relativo a la carta de despido, es que firme dichos documentos como “NO CONFORME”.

En este caso, deberá contactar con un abogado laboralista para un estudio y valoración de la carta de despido y los hechos objeto del mismo, para posteriormente decidir la impugnación o no del mismo, siendo su plazo de 20 días hábiles desde el despido.

2) En relación a la entrega del documento de liquidación o finiquito, sepa que:

a). Si vd. no ha tenido la oportunidad de hacer un cálculo de las cantidades y conceptos que figuran en dicho finiquito, o simplemente desconoce cómo hacerlo, sepa que tiene derecho a llevarse una copia de dichos documentos, para poder asesorarse debidamente y verificar que las cantidades y conceptos son correctos o no, y posteriormente llamar a la empresa para firmar o reclamar en su caso las diferencias resultantes.

b. Si desconoce que puede firmar como NO CONFORME, y ha firmado la liquidación, sepa que ello no supone obstáculo a poder reclamar las diferencias salariales contra la empresa, siendo el plazo para la reclamación de 12 meses.

3) Muy importante en los dos casos, es que se quede con una copia de los documentos entregados por la empresa, para un estudio y valoración del posible despido, o de la corrección y/o reclamación de las cantidades pendientes no incluidas en la liquidación.

En FORISLEX ABOGADOS estamos a su disposición para ayudarle en cualquiera de estas situaciones, y asesorarle y prestarle la asistencia legal necesaria.

LA IMPUGNACIÓN DE LAS SANCIONES DISCIPLINARIAS EN EL ÁMBITO LABORAL

Cuando la empresa le entregue una carta donde le impone una sanción de suspensión de empleo y sueldo, ha de saber que:

a. Lo recomendable es que firme la copia de la carta como “NO CONFORME”, quedándose vd. una copia de la carta entregada por la empresa.

b. Que impugne judicialmente dicha sanción, en el plazo de 20 días, toda vez que acumular sanciones disciplinarias, puede llevar a la empresa a su despido por la comisión de faltas laborales sin derecho a indemnización alguna.

Si vd. no reclama contra la sanción, está reconociendo que los hechos de la sanción son ciertos, y que la sanción impuesta es adecuada.

c. La suspensión de empleo y sueldo conllevará:

– La ausencia de prestación laboral durante el tiempo que dure la sanción
– La falta de cobro del salario de los días objeto de sanción
– Su baja en Seguridad Social durante los días objeto de sanción.

d. Por último, puede ocurrir que los hechos de la sanción sean ciertos, pero la empresa indebidamente ha calificado los mismos como graves o muy graves, siendo leves, y en consecuencia, se le está imponiendo una sanción muy superior a la que le correspondería, razón por la cual tiene derecho a impugnar la sanción impuesta.

Por todo ello en FORISLEX ABOGADOS le aconsejamos pida cita para asesorarle debidamente, y en su caso, demandar a la empresa solicitando la anulación de la sanción impuesta, y el pago de los salarios no abonados por la empresa.

RESOLUCION TRIBUNAL UNION EUROPEA SOBRE EL IMPUESTO DE SUCESIONES Y DONACIONES EN ESPAÑA, AL INCUMPLIR LA NORMATIVA COMUNITARIA PUES TRATA DE FORMA DIFERENTE LAS DONACIONES Y SUCESIONES EN FUNCIÓN DE LA RESIDENCIA O NO EN ESPAÑA.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea en fecha 3/09/14 ha dictado sentencia condenando a España al incumplir las obligaciones que le incumben en virtud de los artículos 63 TFUE y 40 del Acuerdo EEE, que prohíben un trato fiscal diferente en el impuesto de sucesiones y de donaciones, puesto que España venía permitiendo diferencias fiscales en las donaciones y sucesiones entre loscausahabientes y los donatarios residentes y no residentes en España, y entre las donaciones y las disposiciones similares de bienes inmuebles situados en territorio español y fuera de éste.

En definitiva, la normativa española venía discriminando fiscalmente al residente del que no lo es, así como discriminando a aquel que tenía un bien en territorio español, del que no tenía fuera.

El razonamiento de dicha sentencia es el siguiente:

Así pues, la normativa de un Estado miembro que hace depender la aplicación de una reducción de la base imponible de la sucesión o de la donación del lugar de residencia del causante y del causahabiente en el momento del fallecimiento, o del lugar de residencia del donante y del donatario en el momento de la donación, o también del lugar en el que está situado un bien inmueble objeto de sucesión o de donación, cuando da lugar a que las sucesiones o las donaciones entre no residentes, o las que tienen por objeto bienes inmuebles situados en otro Estado miembro, soporten una mayor carga fiscal que las sucesiones o las donaciones en las que sólo intervienen residentes o que sólo tienen por objeto bienes inmuebles situados en el Estado miembro de imposición, constituye una restricción de la libre circulación de capitales (véanse, en este sentido, en materia de donación, la sentencia Mattner, EU:C:2010:216, apartado 28, y, en materia de sucesión, la sentencia Welte, EU:C:2013:662, apartado 25).
En el presente asunto es preciso observar que los artículos 32 y 48 de la Ley 22/2009 prevén expresamente la posibilidad de que las Comunidades Autónomas establezcan cierto número de reducciones fiscales que sólo se aplican en caso de conexión exclusiva con el territorio de esas Comunidades.

De ello resulta que la sucesión o la donación en la que intervenga un causahabiente o un donatario o un causante que no reside en el territorio español, o también una donación o una sucesión que tenga por objeto un bien inmueble situado fuera del territorio español, no podrá beneficiarse de esas reducciones fiscales, por lo que el valor de esa sucesión o esa donación se reducirá.