LA RECLAMACION JUDICIAL DE LAS VACACIONES DEL TRABAJADOR

Como abogados especialistas en derecho laboral, ya abordamos en un artículo anterior el derecho de  vacaciones del trabajador, y cuáles son las dudas más frecuentes sobre las mismas, si bien hoy nos centraremos en la reclamación judicial de las mismas.

Sobre la reclamación de vacaciones se suscitan dos tipos de procedimientos:

  1. Por impago de las vacaciones tras finalización del contrato temporal, o despido del trabajador:

En este caso, tenemos que tener presente un plazo máximo para reclamar las vacaciones dejadas de disfrutar de 12 meses, iniciando un procedimiento ordinario de reclamación de cantidad primero con la presentación de papeleta ante el SMAC (servicio de medicación, conciliación y arbitraje) y luego ante el Juzgado de lo Social.

Si la empresa no logra probar que el trabajador disfrutó de sus vacaciones, o de que le pagó las mismas, será condenado por el Juzgado.

  1. Para determinar la fecha de disfrute de las vacaciones anuales:

Ante todo, hemos de tener en cuenta que el periodo de disfrute de las vacaciones ha de fijarse de mutuo acuerdo entre empresa y trabajador, siendo el criterio habitual que el empresario fije 15 días, y el trabajador elija los otros 15 días a disfrutar.

Salvo que el Convenio Colectivo aplicable fije otra cosa, el trabajador ha de conocer al menos con 2 meses de antelación el periodo de vacaciones a disfrutar.

En caso de desacuerdo entre empresa y trabajador sobre el periodo a disfrutar hay que acudir al órgano judicial con las siguientes particularidades:

  • Se interpone directamente demanda sin necesidad de conciliación previa
  • La petición se limitará a concretar la fecha de disfrute de las vacaciones del trabajador
  • Se interpone en el plazo de 20 días desde que el trabajador supo la fecha de su periodo de vacaciones, o si todavía no conoce dicha fecha, ha de ser interpuesta con un plazo de dos meses de antelación a la fecha en la que el trabajador prevé el inicio del periodo de vacaciones.
  • Si el trabajador entiende que se beneficia a otros compañeros en su perjuicio, éstos deberán ser también demandados
  • Este procedimiento judicial es rápido, y habrá sentencia resolviendo sobre la petición cursada, y no podrá ser objeto de posterior recurso.

Somos abogados especialistas en derecho laboral en Madrid, si tiene alguna duda sobre la materia, consúltenos bien por email información@forislex.com, o bien solicitando consulta previa gratuita con nuestros abogados en Madrid Norte.

Estamos en el Norte de Madrid, cerca de los barrios de  Barrio del pilar, Cuatro caminos, Gaztambide, Argüelles,  Rios Rosas, Vallehermoso, Plaza Castilla.

LAS GARANTIAS DEL TRABAJADOR PARA EL COBRO DE SU SALARIO

El trabajador cuenta para el cobro de su salario de una serie de garantías establecidas legalmente, siendo éstas las siguientes:

  1. El salario del trabajador de los últimos 30 días de trabajo y en cuantía que no supere el duplo del salario mínimo interprofesional, incluida parte proporcional de pagas extras, gozan de preferencia sobre cualquier otro crédito.
  2. Los créditos del trabajador por impago de salario son preferentes sobre cualquier otro crédito, y sin limitación temporal ni de cuantía alguna, sobre los objetos elaborados por los trabajadores mientras estén en posesión de la empresa, incluyendo los inmuebles donde se desarrolla la actividad laboral.
  3. Los créditos del trabajador por impago de su salario no citados en los dos supuestos anteriores, también gozarán de privilegio y en cuantía que no supere el triple del salario mínimo interprofesional por el número de días pendientes de pago, sobre cualquier otro crédito, salvo los créditos garantizados con prenda o hipoteca, que por ley tengan la consideración de preferentes.

De igual modo, y como garantía en el cobro del salario, el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), abonará al trabajador en supuestos de insolvencia de la empresa, los salarios pendientes de pago, siempre y cuando su importe no sea superior al duplo del salario mínimo interprofesional, y con un máximo de 120 días pendientes de cobro.

Respecto a las indemnizaciones por despido el FOGASA también abonará al trabajador en los supuestos de insolvencia del empresario, una cantidad de indemnización no superior a 30 días por año, con un máximo de una anualidad, siempre y cuando el salario para su cálculo no exceda del duplo del salario mínimo interprofesional.

Somos  abogados especialistas en derecho laboral, si tiene alguna duda sobre la materia, consúltenos bien por email información@forislex.com, o bien solicitando cita previa previa gratuita con nuestro abogado laboralista.

EL DERECHO DE VACACIONES DEL TRABAJADOR

Las vacaciones del trabajador son un derecho reconocido en nuestra Constitución, consistiendo en el periodo de descanso anual del trabajador con una duración mínima de 30 días, periodo que ha de ser cotizado y abonado por la empresa.

Aclaremos algunas de las dudas más frecuentes sobre esta materia:

¿Se pueden sustituir por una compensación económica?
De pactarse así, dicho acuerdo sería nulo, así que han de ser disfrutadas.

¿Qué ocurre si se me termina el contrato o soy despedido y tengo vacaciones pendientes?
Pues que en la liquidación de haberes se incluirá la parte proporcional de aquellas vacaciones devengadas y no disfrutadas, importe que será incluido en la liquidación y finiquito como compensación económica por su no disfrute.

¿Cuál es su duración?
Su duración normal es de 30 días naturales, si bien por Convenio Colectivo se puede ampliar dicha duración, o bien por pacto con la empresa, o incluso de puede pactar su disfrute en días laborables en lugar de días naturales.
Su duración de 30 días se fija legalmente con referencia a la prestación de servicios del trabajador durante un año, así que si éste no ha trabajado todo el año, tendrá derecho a la parte proporcional correspondiente al periodo trabajado.

¿Cuándo se inicia su disfrute?
Nunca se puede iniciar en sábado o domingo, que normalmente serán días inhábiles, siempre se iniciará en día laborable. Tampoco cabe iniciarlas en día festivo.

¿Si tengo contrato a media jornada o menos tengo derecho también a vacaciones?
Por supuesto, es independiente el número de horas de tu jornada laboral, de tu derecho al disfrute de las vacaciones, no pudiendo reducirse el número de días de vacaciones por tener una jornada inferior.

¿Qué ocurre si durante el disfrute de mis vacaciones me accidento o enfermo y sufro una incapacidad temporal?
Que las vacaciones no se pierden, y el trabajador podrá disfrutarlas cuando termine su enfermedad, siempre y cuando no hayan transcurrido 18 meses desde la finalización del año que generó el derecho a esas vacaciones.

¿Qué ocurre si durante el disfrute de mis vacaciones o antes de su inicio se me adelanta el parto de mi hijo?
Pues que no se perderían, y podría la madre disfrutar de sus vacaciones al terminar su periodo de incapacidad temporal y descanso de maternidad.
Igual derecho tendría si la madre cayera en incapacidad temporal por embarazo, o el padre en ejercicio del derecho de descanso por paternidad.

¿Qué importe ha de abonarme la empresa por paga de vacaciones?
Con carácter general será el mismo importe de cualquier otra mensualidad, si bien, conceptos como horas extras (fruto de prolongar la jornada normal de trabajo), plus de productividad o incentivos (vinculados a una mayor cantidad o calidad de trabajo), al no realizarse en esa mensualidad, o pluses como nocturnidad o turnicidad, que siempre van vinculados a la efectiva prestación laboral.
Ocurre lo mismo con plus extrasalariales como el plus de transporte o quebranto de moneda.
Por último, las dietas que vienen a compensar la comida del trabajador desplazado, lógicamente no se abonan ni incluyen en la paga de vacaciones.

¿Qué puedo hacer si la empresa en el finiquito no me incluye el pago de las vacaciones no disfrutadas?
Iniciar la correspondiente reclamación primero ante el SMAC (servicio de medicación, conciliación y arbitraje) y luego ante el Juzgado de lo Social, teniendo un plazo para la reclamación de un año.
En FORISLEX  somos abogados especialistas en derecho laboral, si tiene alguna duda sobre la materia, consulte con nuestros abogados laboralistas en Madrid bien por email información@forislex.com, o bien solicitando cita previa gratuita sobre su problema de laboral.

EL PACTO DE NO COMPETENCIA POSTCONTRACTUAL – PARTE II

pacto_de_no_competencia_forislex

Continuamos en Forislex Abogados de Madrid tratando este interesante pacto que puede suscribirse entre empresa y trabajador.

En el artículo anterior sobre Pacto de no competencia poscontratual aclarábamos en qué consiste dicho pacto, y qué requisitos habían de cumplirse para su reclamación, hoy abordaremos los diferentes tipos de cláusulas de no competencia postcontractual que podemos encontrarnos y aspectos importantes de su reclamación judicial.

El contenido de las diferentes cláusulas que pueden pactarse suelen ser los siguientes:

  1. Hay determinadas cláusulas que hacen referencia a no desarrollar la misma actividad profesional o al puesto de trabajo, en cuyo caso, aunque se trabaje en empresa concurrente, si el puesto de trabajo o la actividad profesional es distinta, en principio no habría que abonar indemnización alguna a la empresa.
  2. Hay cláusulas donde se pacta aparte de la devolución de la cláusula abonada mensualmente, una adicional en concepto de cláusula penal. Los Tribunales suelen atemperar y moderar la misma, dejándola en la cantidad realmente percibida en nómina.
  3. Hay cláusulas que incluyen aparte de la devolución de la cláusula abonada mensualmente, una indemnización de daños y perjuicios adicional, pero sin concretar importe. Si en juicio no resultan probados esos reales daños para la empresa, sólo se condenará al trabajador a la devolución de lo percibido.
  4. Otra posibilidad que puede pactarse es que la empresa abone una determinada cantidad al trabajador para que no le haga la competencia en otra empresa, pero se pacte que dicha cantidad se abone al marcharse el trabajador de la empresa, o bien, en su caso, dejarse al arbitrio de la empresa la decisión de abonarla o no dicha indemnización, en cuyo caso en este último caso, se estaría permitiendo tácitamente que el trabajador se marche a trabajar a una empresa de la competencia.

La empresa que reclama el pago de la cláusula no está obligada a probar de manera inequívoca que ese trabajador está compitiendo contra la empresa, y desempeña determinadas funciones específicas idénticas o semejantes a las anteriores, puesto que sus dificultades probatorias al respecto pueden ser mayúsculas, basta con que haya indicios razonables de concurrencia; así, debe el trabajador realizar el mayor esfuerzo probatorio, consistente en: probar la inexistencia de funciones semejantes, distinta actividad, no utilización conocimientos adquiridos en su anterior empresa, tratar con distintos clientes, etc., etc.

El plazo para el ejercicio de la acción por la empresa reclamante es de dos años siguientes a la extinción del contrato o seis meses en función de si es titulado o no, y un año más.

Para terminar manifestar que los Tribunales vienen desestimando la aplicación de la cláusula cuando:

  • No consta por escrito la citada cláusula y no se prueba su existencia.
  • No se abonó compensación económica alguna.
  • Compensación no adecuada (menos 20% salario)
  • Trabajador no concurre en competencia, se jubila, etc., etc.

Si se encuentra usted en esta situación, no dude en consultarnos En FORISLEX Abogados le resolveremos cualquier cuestión relativa al pacto de no competencia poscontractual entre empresa y trabajador, en información@forislex.com, o bien solicitando cita previa gratuita con nuestros abogados especialistas en derecho laboral.

 

 

CÓMO TRIBUTAN LAS DEVOLUCIONES DE INTERESES POR CLÁUSULAS SUELO

 

clausula_de_suelo_tributan

La Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión europea de 21/12/16, que vino a establecer la retroactividad en la devolución de los intereses cobrados en exceso por las entidades bancarias en aplicación de la cláusula suelo de las hipotecas, así como el reconocimiento de la nulidad de las citadas cláusulas suelo utilizadas por gran parte de la banca española, durante el último decenio, va a propiciar la devolución de gran parte de los intereses que los particulares han venido abonando a sus entidades bancarias en exceso por aplicación de la citada cláusula.

Ha de saber que la devolución de estos intereses por parte de los bancos no está exenta de tributación fiscal, y ha de declararse y tributarse en la declaración de la renta-IRPF, según el supuesto ante el que nos encontremos.

Diferenciaremos tres supuestos que pueden acontecer y que tienen un tratamiento fiscal distinto:

  1. Vivienda habitual: Si la devolución de los intereses, proviene de un préstamo destinado a la adquisición de la vivienda habitual y en su momento deducimos esos intereses en la declaración de la renta, deberemos proceder a la presentación de la correspondiente declaración complementaria de IRPF, minorando la deducción en el importe de los intereses que nos ha devuelto el banco.
  2. Inmueble arrendado: Si la devolución de los intereses, proviene de un préstamo destinado a la adquisición de un inmueble que ha sido posteriormente alquilado a un tercero, y siendo esos intereses incluidos como gastos del rendimiento de inmueble, se deberá proceder a la presentación de declaración complementaria de IRPF, minorando el gasto reflejado en el apartado de rendimiento de capital inmobiliario, en el importe de los intereses devueltos por el banco.
  3. Inmueble que no es la vivienda habitual ni está arrendado: con carácter general no tendrá incidencia fiscal al no haber sido incluidos en la declaración los intereses objeto de devolución. La excepción sería en aquellas Comunidades Autónomas que si recogían la posibilidad de una pequeña cantidad por adquisición de segundas residencias, en cuyo caso, procedería regularización en caso de haber practicado deducción, mediante la presentación de la oportuna declaración complementaria.

En Forislex  somos abogados especialistas en cláusula suelo y fiscalidad, no duden en ponerse en contacto, vía email en informacion@forislex.com o llamando a nuestros teléfonos para concertar una cita.

CÓMO RECLAMAR LOS GASTOS EXTRAORDINARIOS EN UN PROCEDIMIENTO DE DIVORCIO

gastos_extraordianios_divorcio

En FORISLEX somos abogados especialistas en divorcios y separaciones,  hoy abordaremos cómo podemos reclamar los gastos extraordinarios en un procedimiento de divorcio, separación o ruptura de parejas de hecho.

Recordemos que dichos gastos son aquellos necesarios, imprevisibles y asumibles por ambos cónyuges, a favor del hijo común.

Si el gasto está contemplado expresamente como tal en nuestra sentencia de divorcio, separación o de relaciones paterno-filiales, no habrá problema alguno. El progenitor que haya de hacer dicho gasto previamente le informará al otro progenitor de la necesidad de dicho gasto, y tras su pago, le hará llegar copia de la factura para que le reembolse el 50% de la misma, si es que ése es el porcentaje para pagarlo acordado en sentencia.

Si el gasto por el contrario no está contemplado en la sentencia, el progenitor que haya de hacer frente al mismo, deberá previamente informar al otro progenitor y pedirle su consentimiento, si éste se lo deniega, deberá ser el órgano judicial quien declare la pertinencia o no de dicho gasto extraordinario.

Hemos de tener presente que no se considerará gasto extraordinario, sino ordinario y por tanto dentro de la pensión de alimentos, aquellos gastos que vigente el matrimonio eran asumidos por el matrimonio como normales e integrantes de la formación integral de los hijos (Sentencia Tribunal Supremo 26/10/11).

De igual modo, si uno de los progenitores ha venido durante un tiempo aceptando dicho gasto extraordinario, no puede a posteriori oponerse y negarse a ello, en virtud de la aplicación de la teoría de los actos propios (Sentencia Audiencia Provincial de Madrid, de fecha 24/01/12).

A la hora de su reclamación judicial hay dos opciones:

El gasto está previsto en la sentencia: el cónyuge que ha asumido dicho pago y que cuenta con la negativa del otro progenitor a asumirlo, puede presentar demanda de ejecución de sentencia ante el mismo Juzgado que tramitó su divorcio.

Si el gasto no está previsto en la sentencia: el cónyuge que ha asumido dicho gasto y que cuenta con la negativa del otro progenitor a asumir dicho gasto, ha de iniciar el incidente previo previsto en la ley.

A tal efecto, se reformó la Ley de Enjuciamiento Civil, y se incluyó el art. 776.4 donde tras dicha petición aportando justificante del pago del citado gasto extraordinario, y explicando los motivos de ser el gasto necesario para el hijo, se dará traslado al otro progenitor para que lo asuma o se oponga, en cuyo caso habrá una vista y el juez decidirá en consecuencia si procede o no el pago por el otro progenitor.

Si necesita más información o está inmerso en un proceso de divorcio por favor no dude en llamar a FORISLEX ABOGADOS o solicitar cita previa gratuita con nuestros abogados especialistas en divorcios y separaciones.