¿QUÉ ES LA UNIDAD ESENCIAL DEL VINCULO LABORAL?

La unidad esencial de vínculo laboral

En FORISLEX somos abogados especialistas en derecho laboral en Madrid y en esta ocasión abordaremos la doctrina de la “unidad esencial del vínculo laboral”.

¿Qué ocurre si en mi relación laboral con la empresa he suscrito varios contratos temporales y entre contrato y contrato he firmado finiquitos?

Pues que se computará la antigüedad desde el primero de sus contratos, siempre y cuando cumpla con los requisitos establecidos por la Sala de lo Social del Tribunal Supremo.

Esta problemática ya ha sido objeto de varias resoluciones de nuestro Tribunal Supremo, siendo la última de ellas la STS de 21 de Septiembre 2017, que reitera la doctrina jurisprudencial sobre esta material, y aplica la doctrina de la Sala sobre unidad esencial del vínculo en relación con el cómputo de la antigüedad en supuestos de sucesivos contratos temporales, y así, establece:

“De este modo en las SSTS de 8 marzo 2007 (rcud. 175/2004), 17 diciembre 2007 (rcud. 199/2004), 18 febrero 2009 (rcud. 3256/2007) y 17 marzo 2011 (rcud. 2732/2010), entre otras, hemos dejado consolidada la doctrina según la cual en supuestos de sucesión de contratos temporales se computa la totalidad del tiempo de prestación de servicios a efectos de la antigüedad, cuando ha existido la unidad esencial del vínculo, lo que comporta que se le haya quitado valor con carácter general a las interrupciones de menos de veinte días, pero, también, a interrupciones superiores a treinta días, cuando la misma no es significativa, dadas las circunstancias del caso, a efectos de romper la continuidad en la relación laboral existente “.

Así, se viene a romper el tradicional criterio jurisprudencial de que la sucesión de contratos temporales quedaba rota si había entre un contrato y otro un periodo de tiempo sin actividad laboral de al menos 20 días hábiles (mismo plazo para reclamar por despido).

Si bien ha de estudiarse cada supuesto concreto, y toda la cadena de contratación temporal, para comprobar y analizar los periodos anteriores o posteriores a cada interrupción, y valorar si dicha interrupción, con independencia de que supere los 20 días, tiene o no entidad suficiente como para entender rota la cadena de contratación.

El hecho de haber firmado finiquitos entre contrato y contrato, ha sido también resuelto por el Tribunal Supremo y es doctrina de la Sala Social que establece que tampoco se rompe la relación contractual, a efectos del cómputo de la antigüedad, por el hecho de que el trabajador suscriba recibos de finiquito a la finalización de cada uno de los contratos temporales que forman parte de la cadena de contratación.

No ha sido infrecuente supuestos en los que una empresa contrataba repetidamente a un trabajador en Septiembre, para finiquitarle a finales de Julio, y volverle a contratar de nuevo en Septiembre y así sucesivamente año tras año.

¿Qué consecuencias prácticas tiene la unidad esencial del vínculo laboral?

En estos supuestos de encadenamiento de contratos sean éstos temporales o indefinidos, la unidad del vínculo implica la consideración de todos esos contratos como una única relación laboral, siendo la antigüedad a todos los efectos la del primero de los contratos suscritos.

Este criterio jurisprudencial afectará notablemente a la posible indemnización por despido improcedente que podrá reclamar el trabajador, en el supuesto de no renovación de su contrato, o a la reclamación del concepto de antigüedad si su Convenio Colectivo lo regula, puesto que tratándose de una única relación laboral, se puede reclamar la antigüedad desde el primer día.

Si usted se encuentra en alguna de estas situaciones, no dude en contactar con FORISLEX , somos abogados laboralistas en Madrid Norte y  le resolveremos cualquier duda sobre derecho laboral, así como sobre “la unidad esencial del vínculo laboral”, no dude en consultarnos mediante el formulario situado a la derecha de la página, o bien solicitando cita previa gratuita para problemas laborales, o bien en nuestro teléfono 914 510 147.