Categoría: Laboral

Tipos de incapacidad permanente

TIPOS DE INCAPACIDAD LABORAL PERMANENTE

Recordemos que la incapacidad permanente, es la situación del trabajador que después de haber estado sometido a tratamiento médico, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas que disminuyan o anulen su capacidad laboral, las cuales pueden previa resolución del Tribunal Médico y del INSS, pueden determinar la concesión al trabajador de una incapacidad en alguno de los siguientes grados:

  • Incapacidad permanente en grado parcial
  • Incapacidad permanente en grado Total
  • Incapacidad permanente en grado Absoluto
  • Gran Invalidez.

Incapacidad Permanente Parcial 

Es la incapacidad del trabajador que le ocasiona una disminución no inferior al 33% en su rendimiento normal para la profesión que ejerce, sin impedirle realizar las tareas fundamentales de dicha profesión.

Su reconocimiento implica el cobro de la prestación que se señalará, compatibilizándolo con su trabajo, ya que su reconocimiento no extingue la relación laboral.

La prestación consiste en una indemnización a tanto alzado equivalente a 24 mensualidades de la base reguladora correspondiente, y se cobra en una única vez.

Incapacidad Permanente Total para la profesión habitual (IPT) 

Es la incapacidad del trabajador que le inhabilitan para la realización de las tareas fundamentales de su profesión habitual, pero le permite dedicarse a otra distinta.

Su reconocimiento implica que el trabajador no puede desempeñar su trabajo habitual, pero sí otro distinto, motivo por el cual la empresa puede rescindir el contrato del trabajador.

La prestación, si el trabajador reúne los requisitos exigidos para su reconocimiento, consiste en una pensión vitalicia del 55% de la base reguladora correspondiente para cada caso, y excepcionalmente, puede reconocerse en una indemnización a tanto alzado.

Incapacidad Permanente Absoluta (IPA) 

Es la situación que inhabilita por completo al trabajador para toda profesión u oficio.

Su reconocimiento implica la extinción del contrato de trabajo, si bien no impide el desempeño de actividad, lucrativas o no del trabajador, compatible con el estado del inválido y que no representen cambio en su capacidad de trabajo a efectos de revisión.

La prestación, si el trabajador reúne los requisitos exigidos para su reconocimiento,  consiste en una pensión vitalicia del 100% de la base reguladora correspondiente para cada caso.

Gran Invalidez (GI)

Es la situación del trabajador afectado de incapacidad permanente en grado absoluto, que necesita de la asistencia de otra persona para realizar los actos más elementales de la vida cotidiana, como lavarse, comer, asearse, desplazarse, etc.

Implica la extinción de la relación laboral.

La prestación que recibirá, si el trabajador reúne los requisitos exigidos para su reconocimiento, es una pensión vitalicia del 100% de la base reguladora, incrementada en un 45% destinado a remunerar a la persona que atiende al inválido.

En el supuesto de accidente provocado por ausencia de medidas de seguridad e higiene en el trabajo, éste recargo puede llegar al 50%.

En FORISLEX somos abogados especialistas en derecho laboral en Madrid Norte, si tiene alguna duda sobre la materia, consúltenos bien por email información@forislex.com, o bien solicitando primera consulta gratuita sobre su problema de laboral.

 

medicine-2361046_640

TIPOS DE INCAPACIDAD LABORAL

Existen distintos tipos de incapacidad laboral  dependiendo de las circunstancias del trabajador, la incapacidad laboral temporal o transitoria, y la incapacidad laboral permanente.

¿Qué es la incapacidad temporal o transitoria?

La incapacidad temporal transitoria es aquella que impide al trabajador acudir a su puesto de trabajo, al encontrarse impedido temporal o transitoriamente para trabajar, precisando de asistencia sanitaria y reposo domiciliario.

La causa de su baja puede ser por enfermedad común o profesional, o por accidente doméstico o laboral.

Recordemos que los accidentes por desplazamientos al centro de trabajo denominados in itinere son considerados accidente laboral.

Durante el tiempo en que el trabajador permanece en situación de incapacidad temporal, el contrato laboral queda suspendido, motivo por el cual no ha de trabajar al encontrarse impedido, y teniendo derecho a la asistencia sanitaria y al cobro de la prestación por incapacidad temporal o subsidio. El importe de este subsidio se abona sobre el 60% ó 75% sobre su base de cotización.

¿Todo trabajador tiene derecho a cobrar el subsidio por incapacidad temporal?

No, ha de tener un periodo de cotización previo de 180 días al menos durante los 5 años anteriores siempre que se trate de enfermedad común o enfermedad no laboral, no siendo necesaria cotización previa en caso de enfermedad profesional o accidente laboral.

¿Durante cuánto tiempo se puede cobrar el subsidio por incapacidad temporal?

Durante un máximo de 12 meses, pudiendo ser prorrogado dicho plazo por otros 6 meses adicionales. Si llegada la fecha límite el trabajador no ha sanado, pasará Tribunal Médico que determinará si tiene derecho o no a alguna incapacidad laboral permanente.

¿Qué es la incapacidad laboral permanente?

La incapacidad permanente, es la situación del trabajador que después de haber estado sometido a tratamiento médico, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas que disminuyan o anulen su capacidad laboral, las cuales pueden previa resolución del Tribunal Médico y del INSS, pueden determinar la concesión al trabajador de una incapacidad en alguno de los siguientes grados:

  • Incapacidad permanente en grado parcial
  • Incapacidad permanente en grado Total
  • Incapacidad permanente en grado Absoluto
  • La Gran Invalidez.

En FORISLEX somos abogados especialistas en derecho laboral, si tiene alguna duda sobre la materia o tiene algún conflicto laboral por favor consúltenos bien por email información@forislex.com, o bien solicitando primera consulta gratuita. ¿Hablamos?

write-593333_640

LA IMPUGNACION JUDICIAL DE LA MODIFICACION SUSTANCIAL DE CONDICIONES DE TRABAJO

Si usted se encuentra con que su empresa le ha entregado una carta de modificación sustancial de sus condiciones laborales, sepa que puede impugnar judicialmente dicho acuerdo adoptado por la dirección de la empresa.

En síntesis las opciones que tiene el trabajador ante la entrega de esa carta de modificación de condiciones de trabajo, son las siguientes:

1º Acatar y aceptar la decisión de la empresa y las modificaciones laborales.

2º No aceptar el cambio y decidir finalizar la relación laboral, teniendo derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 9 mensualidades. En este caso además se tiene derecho a la prestación por desempleo.

3º Impugnar judicialmente la modificación pretendida ante los Juzgados de lo Social solicitando la reposición en sus anteriores condiciones laborales.

Aquí debemos distinguir dos modalidades:

  • Si se trata de una modificación individual:

La impugnación que habrá de realizar el trabajador ha de ser en forma de demanda dentro del plazo de 20 días desde la entrega de la carta por la empresa, directamente ante los Juzgados de lo Social, puesto que en este caso la conciliación previa administrativa no se requiere.

Se trata de un procedimiento urgente y de tramitación preferente, donde se solicitará por el órgano judicial informe a la Inspección de Trabajo, para que se pronuncie al respecto.

La sentencia determinará si la modificación es justificada, o no, o si la empresa ha cumplido con los trámites legales, en cuyo caso el trabajador demandante deberá ser repuesto en sus anteriores condiciones laborales.

La empresa deberá probar que concurren las causas descritas en la carta entregada al trabajador, y probar que entregó la carta dentro del plazo de preaviso de 15 días. En su defecto, la modificación será declarada injustificada o nula, y el trabajador podrá ser indemnizado en los daños y perjuicios que haya sufrido.

  • Si se trata de una modificación colectiva:

Y el periodo de consultas terminó con acuerdo, solo podrá ser impugnada en el plazo de 20 días, por la existencia de fraude, dolo, coacción o abuso de derecho en su conclusión por parte de la empresa mediante procedimiento de conflicto colectivo.

Si por el contrario terminó sin acuerdo, puede ser impugnada igualmente por conflicto colectivo, al entender que los motivos alegados por la empresa no son reales.

En ambos casos, y aunque los procedimientos judiciales instados por el trabajador declaren conforme a derecho la modificación de la empresa, seguirá teniendo derecho a finalizar la relación laboral mediante la resolución de su contrato, y a percibir una indemnización de 20 días de indemnización por año, con un tope de 9 mensualidades.

4º.- SOLICITAR LA RESOLUCIÓN JUDICIAL DEL CONTRATO DE TRABAJO

Para ello deberá seguir trabajando hasta que el Juzgado acuerde la resolución de su contrato, con derecho a la indemnización por despido improcedente (45/33 días de indemnización por año trabajado, con un tope de 24 mensualidades), ahora bien, para ello es necesario que:

  • La modificación de la empresa no haya respetado los requisitos legales.
  • Que la modificación menoscabe la dignidad del trabajador, y se consiga probar en el órgano judicial.

Si se encuentra en alguna de estas situaciones de conflicto laboral por la modificación de sus condiciones de trabajo, contacte con nosotros, somos abogados expertos en derecho laboral, y le aconsejaremos la mejor opción para sus intereses. Ofrecemos consulta previa gratuita con nuestros abogados laboralistas.

contract-1464917_640

LA MODIFICACION SUSTANCIAL DE LAS CONDICIONES DE TRABAJO

Desde la experiencia de Forislex abogados en el ámbito laboral, en esta ocasión abordamos la definición y requisitos de la modificación de las condiciones de trabajo por parte de la empresa.

¿Cuándo puede la empresa modificar las condiciones laborales?

Cuando existan motivos económicos, técnicos, organizativos o de producción, y dichas modificaciones mejoren la competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo en la empresa.

¿Cuáles son las modificaciones sustanciales?

Las que afecten a, entre otras, a las siguientes condiciones laborales:

a) Jornada de trabajo.
b) Horario.
c) Régimen de trabajo a turnos.
d) Sistema de remuneración.
e) Sistema de trabajo y rendimiento.
f) Funciones, cuando excedan de los límites que para la movilidad funcional.

¿Cuántos tipos de modificaciones sustanciales existen?

Solo hay dos tipos, la modificación individual y la colectiva.

Se entiende colectiva si en un periodo de 90 días afecta a un número de trabajadores de:

  • 10 trabajadores en empresas de 100 trabajadores.
  •  El 10% de trabajadores en empresas de 100 a 300 trabajadores.
  •  30 trabajadores en empresas de más de 300 trabajadores.

¿Cuál es el procedimiento a seguir por la empresa en el caso de modificación individual?

  1. Notificar al empleado por escrito (o a sus representantes legales) la modificación de las condiciones de trabajo, amparándose, en razones económicas, técnicas, organizativas o de producción.

En la citada carta se han de detallar los motivos que justifican a criterio de la empresa su modificación de condiciones laborales.

  1. La notificación ha de entregarse al trabajador con una antelación de 15 días a su efectividad.
  2. Una vez cumplidos dichos requisitos, la modificación será efectiva.

¿Cuál es el procedimiento a seguir por la empresa en el caso de modificación colectiva?

  1. Notificar a la representación legal de los trabajadores la iniciación de un período de consultas de duración no superior a quince días, que versará sobre las causas motivadoras de la decisión empresarial y la posibilidad de evitar o reducir sus efectos, así como sobre las medidas necesarias para atenuar sus consecuencias para los trabajadores afectados.
  2. A la finalización del periodo de consultas, habiendo acuerdo votado por la mayoría de los representantes de los trabajadores, las modificaciones serán efectivas en el plazo de 7 días siguientes.
  3. Si finaliza el periodo sin acuerdo, ello no impide que la empresa aplique las modificaciones previstas inicialmente.

En otro artículo aparte trataremos la impugnación judicial de las modificaciones laborales y la defensa del trabajador en el caso de encontrarse en esta situación.

En FORISLEX somos abogados especialistas en derecho laboral en Madrid Norte, si tiene algun conflicto laboral como consecuencia de la modificación de las condiciones de trabajo, puede  consultarnos bien por email información@forislex.com, o bien solicitando cita previa gratuita y sin compromisio sobre su problema laboral.

 

club-2492011_1280

LA RECLAMACION JUDICIAL DE LAS HORAS EXTRAORDINARIAS – Derecho Laboral

Como abogados en Madrid especialistas en derecho laboral, hemos tratado ya varias veces el tema de las horas extraordinarias en las relaciones laborales. En este caso, hablaremos sobre la reclamación judicial de estas horas extraordinarias, plazos y documentación necesaria.

Si en su empresa le obligan a realizar horas extraordinarias por enciman de su jornada ordinaria, y que no son derivadas de fuerza mayor, tiene derecho a reclamar las mismas en vía judicial, ahora bien, ha de tener presente lo siguiente:

  • Solo podrá reclamar horas extras realizadas durante los últimos 12 meses.
  • En la demanda ha de concretar los días y horas en que se han realizado, y el detalle de su importe a reclamar.
  • La carga de la prueba de la realización de las horas extras corresponde al trabajador, que no siempre podrá acreditar su realización, y que para ello deberá presentar como pruebas las siguientes:
  • Partes diarios o semanales de trabajo.
  • Emails u hoja de registro de la jornada que realiza.
  • Testifical de otros compañeros de trabajo, clientes, etc.
  • Cabe la posibilidad también de denuncia ante la Inspección de Trabajo, y si el Inspector hace constar en Acta la realización de horas extras, dicha Acta será un documento válido para su presentación ante el órgano judicial, dada su presunción de veracidad. Si se probase la realización de horas extras ante la Inspección de Trabajo, la prescripción aquí sería de 4 años, con lo que si se pudiera probar, la empresa debería cotizar dichas horas extras durante dicho periodo.
  • La empresa en el caso de contratos a tiempo parcial, conforme establece el art. el artículo 12. 4 c) del Estatuto de los Trabajadoresobliga a la empresa a registrar la jornada de los trabajadores a tiempo parcial diariamente y se totalizará mensualmente, entregando copia al trabajador, junto con el recibo de salarios, del resumen de todas las horas realizadas en cada mes, tanto las ordinarias como las complementarias.
  • En lo referente a los contratos a jornada completa, el estatuto de los trabajadores indica en el artículo 35.5 que a los efectos del cómputo de horas extras, la jornada de cada trabajador se debe registrar día a día, entregando una copia del resumen al trabajador.

Sobre dicha obligación legal de la empresa, el Tribunal Supremo en sentencia de fecha 11/12/2003, recurso nº 63/2003, ha establecido que:

“dicho registro tiene por objeto procurar al trabajador un medio de prueba documental, que facilite la acreditación, de otra parte siempre difícil, de la realización de horas extraordinarias, cuya probanza le incumbe.” 

En FORISLEX somos abogados especialistas en derecho laboral en Madrid Norte, si tiene alguna duda sobre la materia, consúltenos bien por email información@forislex.com, o bien solicitando cita previa gratuita y sin compromisio sobre su problema laboral.

QUÉ SE CONSIDERA HORAS EXTRAORDINARIAS

A nuestro despacho de laboral en Madrid llegan siempre muchas consultas sobre las horas extraordinarias, para dar luz sobre un tema tan importante para el trabajador, hemos creado una serie de artículos sobre este apartado del Derecho Laboral.

Son horas extraordinarias todas aquellas que excedan de la jornada ordinaria y normal de trabajo (normalmente 40 horas semanales, salvo que el Convenio aplicable marque otra jornada).

Las dudas que se suele suscitar sobre las horas extraordinarias son:

¿Es obligatoria la realización de horas extras a petición de la empresa?

Es obligatoria siempre y cuando se trate de prevenir o reparar siniestros u otros daños extraordinarios y urgentes, o se haya pactado su realización en el contrato de trabajo o bien conste en el Convenio Colectivo de aplicación.

Si bien por ley no pueden realizar horas extras:

–    Los trabajadores menores de 18 años.
–    Los trabajadores nocturnos que tengan excepciones.
–    Los empleados cuyo contrato sea de formación y aprendizaje.
–    Los empleados con un contrato a tiempo parcial, salvo para prevenir siniestros o daños extraordinarios

¿Me puedo negar a realizar horas extras?

Su realización es voluntaria fuera de los casos antes vistos, si bien el trabajador deberá acatar la orden de la empresa pues en caso contrario podría ser sancionado, y luego reclamar en su caso contra la empresa el pago de las mismas o su compensación con tiempo de descanso.

¿Cuál es el límite de horas extras a realizar?

Se puede realizar un máximo de 80 horas anuales, si bien en dicho cómputo ha de excluirse las compensadas con descanso o las que sean por fuerza mayor.

¿Cómo se pagan las horas extras?

Hay dos opciones:

  • Con descanso proporcional a las horas realizadas, siempre y cuando no se pactó nada específico entre las partes, o en el Convenio aplicable no se dice nada al respecto. Este descanso ha de ser disfrutado dentro de los cuatro meses siguientes a su realización.
  • Si se pactó, o el Convenio establece cómo abonarlas, se retribuirán por la empresa conforme dichos pactos, teniendo presente que al menos se abonarán al mismo precio que la hora ordinaria, nunca a precio inferior.

¿Han de cotizarse las horas extras?

Si se produce su abono por el empresario, han de constar en la nómina, y cotizarse por el empresario, estando prohibida su compensación o absorción con otro cualquier otro concepto salarial o extrasalarial.

Somos abogados especialistas en derecho laboral. Si tiene alguna duda sobre la materia, consúltenos bien por email información@forislex.com, llamando al 91 451 01 47 o bien solicitando cita previa gratuita y sin compromiso con nuestro abogado de laboral en Madrid.

Nuestro despacho laboralista está situado en el Norte de Madrid, cerca de los barrios de  Barrio del pilar, Cuatro caminos, Gaztambide, Argüelles,  Rios Rosas, Vallehermoso, Plaza Castilla.

LA RECLAMACION JUDICIAL DE LAS VACACIONES DEL TRABAJADOR

Como abogados especialistas en derecho laboral, ya abordamos en un artículo anterior el derecho de  vacaciones del trabajador, y cuáles son las dudas más frecuentes sobre las mismas, si bien hoy nos centraremos en la reclamación judicial de las mismas.

Sobre la reclamación de vacaciones se suscitan dos tipos de procedimientos:

  1. Por impago de las vacaciones tras finalización del contrato temporal, o despido del trabajador:

En este caso, tenemos que tener presente un plazo máximo para reclamar las vacaciones dejadas de disfrutar de 12 meses, iniciando un procedimiento ordinario de reclamación de cantidad primero con la presentación de papeleta ante el SMAC (servicio de medicación, conciliación y arbitraje) y luego ante el Juzgado de lo Social.

Si la empresa no logra probar que el trabajador disfrutó de sus vacaciones, o de que le pagó las mismas, será condenado por el Juzgado.

  1. Para determinar la fecha de disfrute de las vacaciones anuales:

Ante todo, hemos de tener en cuenta que el periodo de disfrute de las vacaciones ha de fijarse de mutuo acuerdo entre empresa y trabajador, siendo el criterio habitual que el empresario fije 15 días, y el trabajador elija los otros 15 días a disfrutar.

Salvo que el Convenio Colectivo aplicable fije otra cosa, el trabajador ha de conocer al menos con 2 meses de antelación el periodo de vacaciones a disfrutar.

En caso de desacuerdo entre empresa y trabajador sobre el periodo a disfrutar hay que acudir al órgano judicial con las siguientes particularidades:

  • Se interpone directamente demanda sin necesidad de conciliación previa
  • La petición se limitará a concretar la fecha de disfrute de las vacaciones del trabajador
  • Se interpone en el plazo de 20 días desde que el trabajador supo la fecha de su periodo de vacaciones, o si todavía no conoce dicha fecha, ha de ser interpuesta con un plazo de dos meses de antelación a la fecha en la que el trabajador prevé el inicio del periodo de vacaciones.
  • Si el trabajador entiende que se beneficia a otros compañeros en su perjuicio, éstos deberán ser también demandados
  • Este procedimiento judicial es rápido, y habrá sentencia resolviendo sobre la petición cursada, y no podrá ser objeto de posterior recurso.

Somos abogados especialistas en derecho laboral en Madrid, si tiene alguna duda sobre la materia, consúltenos bien por email información@forislex.com, o bien solicitando consulta previa gratuita con nuestros abogados en Madrid Norte.

Estamos en el Norte de Madrid, cerca de los barrios de  Barrio del pilar, Cuatro caminos, Gaztambide, Argüelles,  Rios Rosas, Vallehermoso, Plaza Castilla.

LAS GARANTIAS DEL TRABAJADOR PARA EL COBRO DE SU SALARIO

El trabajador cuenta para el cobro de su salario de una serie de garantías establecidas legalmente, siendo éstas las siguientes:

  1. El salario del trabajador de los últimos 30 días de trabajo y en cuantía que no supere el duplo del salario mínimo interprofesional, incluida parte proporcional de pagas extras, gozan de preferencia sobre cualquier otro crédito.
  2. Los créditos del trabajador por impago de salario son preferentes sobre cualquier otro crédito, y sin limitación temporal ni de cuantía alguna, sobre los objetos elaborados por los trabajadores mientras estén en posesión de la empresa, incluyendo los inmuebles donde se desarrolla la actividad laboral.
  3. Los créditos del trabajador por impago de su salario no citados en los dos supuestos anteriores, también gozarán de privilegio y en cuantía que no supere el triple del salario mínimo interprofesional por el número de días pendientes de pago, sobre cualquier otro crédito, salvo los créditos garantizados con prenda o hipoteca, que por ley tengan la consideración de preferentes.

De igual modo, y como garantía en el cobro del salario, el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), abonará al trabajador en supuestos de insolvencia de la empresa, los salarios pendientes de pago, siempre y cuando su importe no sea superior al duplo del salario mínimo interprofesional, y con un máximo de 120 días pendientes de cobro.

Respecto a las indemnizaciones por despido el FOGASA también abonará al trabajador en los supuestos de insolvencia del empresario, una cantidad de indemnización no superior a 30 días por año, con un máximo de una anualidad, siempre y cuando el salario para su cálculo no exceda del duplo del salario mínimo interprofesional.

Somos  abogados especialistas en derecho laboral, si tiene alguna duda sobre la materia, consúltenos bien por email información@forislex.com, o bien solicitando cita previa previa gratuita con nuestro abogado laboralista.

derecho_vacaciones_tabajador

EL DERECHO DE VACACIONES DEL TRABAJADOR

Las vacaciones del trabajador son un derecho reconocido en nuestra Constitución, consistiendo en el periodo de descanso anual del trabajador con una duración mínima de 30 días, periodo que ha de ser cotizado y abonado por la empresa.

Aclaremos algunas de las dudas más frecuentes sobre esta materia:

¿Se pueden sustituir por una compensación económica?
De pactarse así, dicho acuerdo sería nulo, así que han de ser disfrutadas.

¿Qué ocurre si se me termina el contrato o soy despedido y tengo vacaciones pendientes?
Pues que en la liquidación de haberes se incluirá la parte proporcional de aquellas vacaciones devengadas y no disfrutadas, importe que será incluido en la liquidación y finiquito como compensación económica por su no disfrute.

¿Cuál es su duración?
Su duración normal es de 30 días naturales, si bien por Convenio Colectivo se puede ampliar dicha duración, o bien por pacto con la empresa, o incluso de puede pactar su disfrute en días laborables en lugar de días naturales.
Su duración de 30 días se fija legalmente con referencia a la prestación de servicios del trabajador durante un año, así que si éste no ha trabajado todo el año, tendrá derecho a la parte proporcional correspondiente al periodo trabajado.

¿Cuándo se inicia su disfrute?
Nunca se puede iniciar en sábado o domingo, que normalmente serán días inhábiles, siempre se iniciará en día laborable. Tampoco cabe iniciarlas en día festivo.

¿Si tengo contrato a media jornada o menos tengo derecho también a vacaciones?
Por supuesto, es independiente el número de horas de tu jornada laboral, de tu derecho al disfrute de las vacaciones, no pudiendo reducirse el número de días de vacaciones por tener una jornada inferior.

¿Qué ocurre si durante el disfrute de mis vacaciones me accidento o enfermo y sufro una incapacidad temporal?
Que las vacaciones no se pierden, y el trabajador podrá disfrutarlas cuando termine su enfermedad, siempre y cuando no hayan transcurrido 18 meses desde la finalización del año que generó el derecho a esas vacaciones.

¿Qué ocurre si durante el disfrute de mis vacaciones o antes de su inicio se me adelanta el parto de mi hijo?
Pues que no se perderían, y podría la madre disfrutar de sus vacaciones al terminar su periodo de incapacidad temporal y descanso de maternidad.
Igual derecho tendría si la madre cayera en incapacidad temporal por embarazo, o el padre en ejercicio del derecho de descanso por paternidad.

¿Qué importe ha de abonarme la empresa por paga de vacaciones?
Con carácter general será el mismo importe de cualquier otra mensualidad, si bien, conceptos como horas extras (fruto de prolongar la jornada normal de trabajo), plus de productividad o incentivos (vinculados a una mayor cantidad o calidad de trabajo), al no realizarse en esa mensualidad, o pluses como nocturnidad o turnicidad, que siempre van vinculados a la efectiva prestación laboral.
Ocurre lo mismo con plus extrasalariales como el plus de transporte o quebranto de moneda.
Por último, las dietas que vienen a compensar la comida del trabajador desplazado, lógicamente no se abonan ni incluyen en la paga de vacaciones.

¿Qué puedo hacer si la empresa en el finiquito no me incluye el pago de las vacaciones no disfrutadas?
Iniciar la correspondiente reclamación primero ante el SMAC (servicio de medicación, conciliación y arbitraje) y luego ante el Juzgado de lo Social, teniendo un plazo para la reclamación de un año.
En FORISLEX  somos abogados especialistas en derecho laboral, si tiene alguna duda sobre la materia, consulte con nuestros abogados laboralistas en Madrid bien por email información@forislex.com, o bien solicitando cita previa gratuita sobre su problema de laboral.

EL PACTO DE NO COMPETENCIA POSTCONTRACTUAL – PARTE II

pacto_de_no_competencia_forislex

Continuamos en Forislex Abogados de Madrid tratando este interesante pacto que puede suscribirse entre empresa y trabajador.

En el artículo anterior sobre Pacto de no competencia poscontratual aclarábamos en qué consiste dicho pacto, y qué requisitos habían de cumplirse para su reclamación, hoy abordaremos los diferentes tipos de cláusulas de no competencia postcontractual que podemos encontrarnos y aspectos importantes de su reclamación judicial.

El contenido de las diferentes cláusulas que pueden pactarse suelen ser los siguientes:

  1. Hay determinadas cláusulas que hacen referencia a no desarrollar la misma actividad profesional o al puesto de trabajo, en cuyo caso, aunque se trabaje en empresa concurrente, si el puesto de trabajo o la actividad profesional es distinta, en principio no habría que abonar indemnización alguna a la empresa.
  2. Hay cláusulas donde se pacta aparte de la devolución de la cláusula abonada mensualmente, una adicional en concepto de cláusula penal. Los Tribunales suelen atemperar y moderar la misma, dejándola en la cantidad realmente percibida en nómina.
  3. Hay cláusulas que incluyen aparte de la devolución de la cláusula abonada mensualmente, una indemnización de daños y perjuicios adicional, pero sin concretar importe. Si en juicio no resultan probados esos reales daños para la empresa, sólo se condenará al trabajador a la devolución de lo percibido.
  4. Otra posibilidad que puede pactarse es que la empresa abone una determinada cantidad al trabajador para que no le haga la competencia en otra empresa, pero se pacte que dicha cantidad se abone al marcharse el trabajador de la empresa, o bien, en su caso, dejarse al arbitrio de la empresa la decisión de abonarla o no dicha indemnización, en cuyo caso en este último caso, se estaría permitiendo tácitamente que el trabajador se marche a trabajar a una empresa de la competencia.

La empresa que reclama el pago de la cláusula no está obligada a probar de manera inequívoca que ese trabajador está compitiendo contra la empresa, y desempeña determinadas funciones específicas idénticas o semejantes a las anteriores, puesto que sus dificultades probatorias al respecto pueden ser mayúsculas, basta con que haya indicios razonables de concurrencia; así, debe el trabajador realizar el mayor esfuerzo probatorio, consistente en: probar la inexistencia de funciones semejantes, distinta actividad, no utilización conocimientos adquiridos en su anterior empresa, tratar con distintos clientes, etc., etc.

El plazo para el ejercicio de la acción por la empresa reclamante es de dos años siguientes a la extinción del contrato o seis meses en función de si es titulado o no, y un año más.

Para terminar manifestar que los Tribunales vienen desestimando la aplicación de la cláusula cuando:

  • No consta por escrito la citada cláusula y no se prueba su existencia.
  • No se abonó compensación económica alguna.
  • Compensación no adecuada (menos 20% salario)
  • Trabajador no concurre en competencia, se jubila, etc., etc.

Si se encuentra usted en esta situación, no dude en consultarnos En FORISLEX Abogados le resolveremos cualquier cuestión relativa al pacto de no competencia poscontractual entre empresa y trabajador, en información@forislex.com, o bien solicitando cita previa gratuita con nuestros abogados especialistas en derecho laboral.